Yunieski Gurriel: De Quebec a Industriales

El pasado 20 de septiembre regresó a Cuba Yunieski Gurriel tras su segunda temporada con el equipo Capitales de Quebec en la Liga Independiente Canadian American Association. La mejor recompensa fue terminar como líder de los bateadores (374) y el bronce de su conjunto.

Yunieski Gurriel en los Capitales de Quebec. Foto: Le Soleil.

Sentado ahora en los palcos del estadio Latinoamericano, el mayor de los hijos de Lourdes Gurriel contó con total humildad muchas vivencias en suelo norteño. Habló de su pronta reincorporación a Industriales así como de retos a corto y mediano plazos.

¿Qué diferencias y semejanzas tuvo esta inserción en Canadá respecto a la del 2014?

Lo diferente es que estuve acompañado de jugadores cubanos en el equipo: Ismel Jiménez, Alexei Bell y Yordan Manduley; y eso ayudó mucho a que las cosas salieran mejor, no solo a mí, sino a todos. En cuanto a lo similar, el pitcheo volvió a ser de calidad; no contar con preparador físico hace que cada quién haga ajustes de acuerdo a sus deficiencias; y la intensidad del calendario es tal que puedes jugar hasta 21 partidos consecutivos.

Ellos tienen una filosofía que dice: ser un profesional no es batear 300, ni fildear para 980 o más. Ser un profesional es saber lo que tienes que hacer. Suenan raro esas cosas aquí, pero hay que adaptarse y vencerlas.

¿Cómo pudiste hacer esos ajustes?

Los ajustes los comencé a hacer desde aquí, cuando entrenaba con mis hermanos y mi papá. Hablamos muchas veces sobre qué hacer cuando estuviera fallando un tipo de lanzamiento. Me ayudó también la experiencia de 14 Series Nacionales jugadas, y la suerte de que el entrenador de bateo del equipo se me acercara varias veces para corregir algunas cosas.

Además, el hecho de compartir con Ismel Jiménez fue importante. Era un hermano, amigo y entrenador. Nos conocíamos desde Sancti Spíritus, pero ahora estrechamos más las relaciones. Le tengo que agradecer mucho.

Cuéntanos cómo es un día habitual en la Liga.

Nosotros jugábamos todos los días a las 7:00 de la noche, excepto los sábados (a las 6:00) y los domingos (a las 2:00 de la tarde). Cuando termina el partido, la costumbre es bañarse y quedarse un rato conversando, haciendo sobremesa (como decimos en Cuba) o recreándote. Llegábamos a la casa sobre las 12:00 de la noche y me costaba mucho trabajo dormir porque tomaba algunas bebidas recuperantes como Gatorade.

Al día siguiente nos levantábamos sobre las 10:00 de la mañana. A esa hora me ponía a hacer ejercicios, luego almorzaba y salíamos para el estadio entre las 2:30 y las 3:00 de la tarde. La práctica de bateo y defensa antes del juego eran a las 4:00, pero si llegabas antes había un entrenador en la jaula para que batearas todas las pelotas que quisieras.

¿Cuándo notaste que realmente podías liderar los bateadores?

Como había visto la calidad de la liga el año pasado, antes de irme le dije a mi papá: “voy a tratar de batear 300″. En el 2014 lo logré (321 de average), pero participé en 30 juegos nada más. Él me dijo: “no seas cobarde, proponte siempre algo más”.

Empecé muy mal, incluso pensé que no podría jugar regular, pero poco a poco empezaron a salir las cosas bien y tomé un segundo aire. Hice los ajustes y trabajé un poco más en lo físico, con planchas, corriendo escaleras y haciendo ligas. Al gimnasio fui bastante poco, tres o cuatro veces en toda la temporada.

También rebajé un poco el peso del bate que estaba usando y empecé a batear más para el right field. Llegué a promediar 386 con 150 veces al bate. Ahí no pensé que iba a ser el líder de los bateadores, pero sí podía superar lo hecho el año anterior.

Luego bajé a 317 y cuando mi papá fue (estuvo 15 días conmigo) me vio un poco agotado. Con algunos consejos y ejercicios matutinos de fuerza volví a mejorar. Por esa fecha, el equipo me dio tres días libres y cuando entré, en la primera subserie, di 10 hits. Tuve una cadena de 16 partidos consecutivos bateando de hit. Ahí volví a levantar de nuevo hasta el final.

Estuviste a punto de romper el récord de hits….

Me quedé a seis del récord de un jardinero dentro del equipo, y me quedé a 15 del récord absoluto del equipo.

Y en cuanto a la defensa, ¿por qué jardinero izquierdo?

Desde que llegué, la dirección del conjunto me planteó cubrir ese jardín porque ellos tenían la posibilidad de contratar a Kaliam Sam, un excelente center field, del que aprendí algunas cosas. Me dijeron que ahí estaría más tranquilo, más concentrado para batear y debo reconocer que me adapté muy bien. Solo jugué algunos partidos en el jardín central, cuando le daban descanso a Kaliam y lo ponían de designado.

¿La impresión que dejaron los cubanos puede motivar a otros clubes de esa Liga y al propio Capitales de Quebec a una mayor apertura de contratación futura?

Gracias al esfuerzo y el trabajo de nosotros, varios directivos de esa liga van a estar interesados en más jugadores cubanos. Ese era uno de los objetivos principales que nos trazamos. Así fue el primer año cuando sólo asistí yo. Ahora, los cuatro nos propusimos hacerlo bien para que mañana puedan ser muchos más los que jueguen allí. Y así lo asumimos todos.

Sería bueno explicar en qué nivel puede ubicarse esa Liga independiente respecto a otras que integran el circuito profesional del béisbol.

Deportivamente te digo que esa Liga no tiene nada que envidiarle a una doble A o triple A. El pitcheo es extremadamente fuerte y los jugadores tienen calidad. Ayuda a crecer al pelotero. No estoy hablando de llegar y batear 350, sino de ser mejor pelotero. Ellos te exigen pensar más en el terreno, te exigen hacer las cosas bien y la veo excelente para crecerse.

¿Cuántos peloteros latinoamericanos juegan allí en estos momentos?

Hay unos cuantos.

¿No hay límites por equipos?

No hay límite de extranjeros ni de edad. Y hay unos cuantos latinos lanzadores. Muy buenos y con tremenda calidad.

Es decir, ¿hablamos de una de las Ligas Independientes más fuertes?

La Liga independiente más fuerte es la Atlantic League, que es donde juega la mayoría de los peloteros retirados de las Grandes Ligas. Pero muchas personas dicen que la Canadian American Association y la American Asociation, que es la otra liga paralela con nosotros, son muy fuertes también en el mundo del béisbol porque ambas tienen peloteros muy nuevos, esos prospectos de 23 a 25 años, que tienen ganas de subir a Grandes Ligas y juegan la pelota a full. Eso es lo que las hace un poco más difícil y con calidad.

¿Puede jugar algún pelotero retirado de Grandes Ligas?

No. Todos son prospectos. Hay jugadores que si militan en doble A y triple A, por ejemplo, el cuarto bate de mi equipo Kaliam Sam, lleva años en triple A y este año estuvo en el róster de los 40 de los Marineros de Seatle, pero lo dejaron libre y bajó entonces a la Liga Independiente. Es una liga fuerte, que exige jugar buen béisbol.

¿Qué opinión te merece que cuatro peloteros cubanos hayan podido jugar en Estados Unidos, como parte del calendario de la liga canadiense y sin ataduras a la Major League Baseball?

Es un gran paso de avance, todos tuvimos buena actuación en Nueva Jersey, donde jugamos. Había gente interesada en ver el béisbol cubano y apreciaron cómo nos insertábamos dentro del equipo y cómo podemos hacer el trabajo igual que el resto. Crece el interés por contratar a otros peloteros y eso es lo más importante.

¿Están preparados nuestros mecanismos de contratación para enfrentar este tipo de negociación, cada vez en aumento?

Esto es nuevo para jugadores y directivos. Nosotros crecemos en calidad competitiva y los directivos tendrán que aumentar su capacidad para lidiar con ese escenario. El que contrata va a tratar por todos los medios de gastar lo menos posible y el que representa al deportista tiene que luchar porque tenga las mejores condiciones de vida y remuneración. Es parte y parte.

Hablemos ahora de tu incorporación al equipo Industriales. ¿Fue una solicitud tuya alargar el período de reincorporación o lo hablaste con la dirección del conjunto?

No sirvo para estar en mi casa o ver la pelota desde las gradas. Me gusta siempre estar activo y más si hay un campeonato andando. Me encantaría venir al Latino a ver cualquier otro juego, pero no el de mi equipo Industriales, porque quisiera estar en el terreno o en el banco dando apoyo y no aquí. La fecha de incorporarme partió de mí, porque necesitaba un poco de descanso tras jugar 72 partidos en Canadá.

Los jardineros y el equipo Industriales andan muy bien en la Serie. ¿Harás valer tu calidad para ganar un puesto o esperarás una oportunidad?

Lo digo con sinceridad: me debo a un mánager. Hago ahora mismo lo que Javier Méndez diga. Si tengo que ganarme el puesto lo voy a hacer (no será la primera vez); y si llego y me ponen a jugar de regular, trataré de rendir lo mejor posible. Pero reitero: me debo a un mánager. Pensaba comenzar después de la subserie frente a Sancti Spíritus, pero quizás demore unos días más.

¿Por lo hecho en Canadá no crees que debas ser llamado a la preselección nacional como sucede con otros peloteros insertados en Japón?

Me esforcé porque las cosas me salieran bien y tuve resultados, pero eso fue en Canadá y se quedó allí. No considero que merezca nada, aunque haya jugado en un béisbol profesional. Si se decide que debo estar en la preselección, estaré, pero si es lo contrario, igual respetaré la decisión. No veo directamente proporcional estar insertados a formar parte de un equipo Cuba.

¿Qué retos futuros tienes a corto y mediano plazos?

Hice algo en Canadá que no estaba en mis planes. Lo que venga de ahora en adelante, bienvenido sea. No obstante, quisiera quedar campeón nacional, aunque ya no pueda ser ante el pueblo que me vio nacer. Y sueño también con que alguna vez los tres Gurriel, Yulieski, Lourdes y yo, integremos un equipo Cuba. Lo logramos ya en un Juego de Estrellas.

¿Qué es para ti ser hermano de Yulieski, el pelotero más mediático de Cuba hoy?

Mi hermano y mi papá me dicen: el reto siempre va a existir, por ser hermano de Yulieski o hijo de Lourdes. Solo tienes que tratar de salir y disfrutar lo que estás haciendo y he tomado bien el consejo y poco a poco las cosas nos ha ido saliendo bien a todos.

Allá en Canadá me preguntaba si era verdad que era hermano de Yulieski, porque a él si lo conocen en el mundo entero. Solo cuando les enseñaba las fotos juntos lo creían. Es un honor tener un hermano así, pero sobre todo una familia como la que hemos creado, que es toda inspiración.

Anuncios

Publicado el octubre 5, 2015 en Actualidad, Béisbol, Cuba, Deportes y etiquetado en , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

semertzidis

Greek crisis, Finance and Banking

Elizabeth Cárdenas - Writer/Escritora

"The role of a writer is not to say what we all can say, but what we are unable to say." Anais Nin "El papel de un escritor no es expresar lo que todos podemos expresar, sino lo que somos incapaces de expresar." Anais Nin

El blog de María Elena

Hablando del español nuestro, de Cuba y de Santa Clara

Yo Me Mi... pero Contigo

Conversemos en primera persona... de ti, de mí, de Cuba

Cuba Online

Conéctate a mi isla

Kommunica2 Chile

Las Noticias que de Verdad nos Interesan

Informarte Latinoamerica y el mundo

Somos un grupo de periodistas independientes, nos nutrimos de las grandes cadenas noticiosas. Escribimos notas de opinión, reportajes, conferencias y articulos. Todos pueden participar.

Pátria grande

“Patria es humanidad, es aquella porción de humanidad que vemos más de cerca y en que nos tocó nacer” José Martí

Alex6 uno de tres

Soy uno de tres... aquí honro a un amigo y comparto mis cosas con ustedes.

blog todo educacion

Espacio dedicado a la estructuración de aprendizaje de diversos temas

Zona Desconocida

“Ningún hombre es feliz sin fantasear, las fantasías son tan necesarias para la felicidad como los hechos reales” Christian Nester Bové

BARCELONA CULES

A great WordPress.com site

A %d blogueros les gusta esto: